Pod3x04: ovación a Cristiano Nov. 14, 2012

from Voz Madridista· ·

Hola, Hola, Hola Madridistas, cómo estáis? Bienvenidos a VozMadridista.com, el Podcast más Madridista de todo el internet. El único podcast que se parte la ceja defendiendo al Madridismo. El archivo sonoro que graba en día de Huelga General esquivando piquetes informativos y desinformativos. El MP3 que se juega la pierna en terrenos encharcados, driblando armarios roperos y centrales con aspecto de estibador de lonja marinera. Madridistas, los que habéis seguido este podcasts sabéis que no me caso con nadie, que reparto palos y alabanzas a diestro y siniestro sin más criterio q mi particular percepción del rendimiento de jugadores, cuerpo …



Hola, Hola, Hola Madridistas, cómo estáis? Bienvenidos a VozMadridista.com, el Podcast más Madridista de todo el internet. El único podcast que se parte la ceja defendiendo al Madridismo. El archivo sonoro que graba en día de Huelga General esquivando piquetes informativos y desinformativos. El MP3 que se juega la pierna en terrenos encharcados, driblando armarios roperos y centrales con aspecto de estibador de lonja marinera. Madridistas, los que habéis seguido este podcasts sabéis que no me caso con nadie, que reparto palos y alabanzas a diestro y siniestro sin más criterio q mi particular percepción del rendimiento de jugadores, cuerpo técnico, directivos utileros, cortacésped, almohadilleros, pipas, chicle, bocadillo, copa de cognac…. Y afición… sí, ni los aficionados os salváis del filo cortante de mi voz. Soy el socio 21.059, aunque creo que ya cambiaron otra vez el número, tocará revisar la notificación, con abono en el 2do anfiteatro de lateral. He visto más de 400 partidos en el Santiago Bernabéu, y por la tele y online otros tantos. Respeto y defiendo la manera particular que cualquier aficionado, socio o no, del equipo, decide vivir su Madridismo. Apoyo al que aplaude desaforadamente 90 minutos, tanto como al que pita a los jugadores cuando lo considera oportuno. Creo, con devoción fundamentalista, que la crítica construye carácter y soy de los que opinan que, sin un estadio crítico y exigente, nuestras vitrinas estarían tan repletas como las de nuestros vecinos del patético. He visto, no, visto no, soportado en carne propia, el envejecimiento inexorable del público del Bernabéu hasta convertirse en una colección de sujetos, y sujetas, maduros, y maduras, salpicada de spots convenientemente rellenados de público japonés y palcos VIP. En twitter me he cosido a sopapos con radicales del antipiperismo dispuestos a realizar limpiezas de graderío con propuestas más o menos discriminatorias en busca del santo grial de la renovación generacional. Debo confesar que me encanta polemizar, me encanta el griterío y defiendo mis opiniones con más corazón que cabeza, pero siempre las emito desde el respeto, la puesta de zapatos ajenos para ganar perspectiva y el Madridismo tatuado en cicatrices de mil batallas. No me disgusta llevar la razón, pero cuando discuto NUNCA lo hago pretendiendo imponer mi criterio sino dejando, muy abierta, la posibilidad de ser convencido con argumentos distintos a mis afectos. Así que, dejando establecidas las premisas mencionadas, debo alzar mi voz, la Voz Madridista de un socio, para soltar lastres, vapores y leña al mono elástico de los espectadores del templo de la Castellana. Hoy voy a pedir a todos y cada uno de los Madridistas que acudan al estadio el Sábado, durante la visita de un rival histórico, dueño de una de las aficiones más “británicas” de nuestro campeonato, una atronadora Ovación de Bienvenida a un jugador llamado a ser una leyenda, dignísimo portador del dorsal más mítico de nuestro club. Hoy voy a pediros a todos, incluyendo a los que veáis el partido en la comodidad de vuestros hogares, un homenaje desde la admiración y reconocimiento que merece Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro. Un rebelde dispuesto a partirse el alma por la causa del Madridismo. Hace días mencioné que esta temporada, si queremos alcanzar la gloria, toca apelar a la épica, al corazón valiente del gladiador irreductible que cada Madridista lleva en su pecho. Pintan bastos y ya no sirve confiar en la calidad que atesoran los botines de la plantilla. Dormirse en los éxitos de la temporada pasada nos lleva a pesadillas con Freddys mediáticos emboscados detrás de micrófonos y plumas rebosantes de veneno y ponzoña. Los enemigos del Madridismo han desplegado su artillería y atrincherarse no es opción. Empujemos a nuestros héroes hasta la victoria siempre. El que quiera medias tintas, que se busque un calamar. En fin, que hoy regresa el podcast más madridista de todo el internet y regresa cargado con la energía de la